Uso anterior y actual de pinturas decorativas

Una multitud de efectos de textura y visuales se clasifican como pinturas decorativas. En estos días, las pinturas tole y el arte popular también se han agregado a la categoría de pinturas decorativas. La variedad no se limita a utilizar los numerosos tipos de arte; más bien, abarca la amplia gama de estrategias de pintura empleadas en diversas superficies a lo largo de la historia del arte. Cualquiera que sea la técnica o clasificación que adopte esta forma de arte, una cosa logra resumirlas; la pintura debe ser decorativa. Lo que significa que esta forma de arte debe agregar color, luz y belleza a las superficies interiores o exteriores.

El trasfondo de las pinturas decorativas en los Estados Unidos se remonta a la temprana ocupación de América del Norte. Aprovechando la llegada de Cuadros Decorativos inmigrantes de otras tierras y culturas surgieron diversos modelos y enfoques de la pintura. Los inmigrantes se volvieron específicamente activos en pinturas decorativas en el siglo XIX, ya que buscaban expresar el nuevo entorno y estilos de vida en su nueva tierra a través del arte. Sin embargo, los inmigrantes de Europa no pudieron abandonar totalmente el impacto europeo en el arte. Esto explica por qué los diseños, como Rosmaling, el arte popular bávaro y Zhostova, prevalecieron sin embargo en el arte estadounidense temprano. De estos, el arte popular sigue siendo el estilo de pintura más apreciado. La paleta de colores moderna como la conocemos en estos días tiene su origen en el arte popular practicado por inmigrantes hacia América en el siglo XIX.

La década de 1900 marcó un nuevo amanecer para las pinturas decorativas a medida que los tipos y enfoques de arte se desarrollaron desde lo primitivo hasta lo exquisito. A pesar de que es difícil precisar una definición para tales pinturas debido a su naturaleza evolutiva, la conclusión es que cualquiera que sea el impacto o la cultura en la que se base la pintura, debe ser atractiva a la vista mediante una combinación de uso cuidadoso de los colores. , esquema del tema y también los trazos de pintura ejecutados por el pintor. Las pinturas decorativas se realizan principalmente en muebles, paredes y una selección de otros objetos útiles. La principal distinción entre estas pinturas y las de bellas artes radica principalmente en el hecho de que la primera se realiza sobre objetos utilitarios, aunque la segunda se realiza únicamente sobre objetos estéticos. No obstante, algunas definiciones sugieren que las pinturas decorativas pueden realizarse en elementos funcionales o no funcionales.

Una característica sobresaliente de las pinturas decorativas es el impacto duradero de los antecedentes, la cultura y los desarrollos regionales arraigados en ella. Lo mismo se evidencia dentro de las técnicas de pintura sistemática, lo que la convierte en uno de los pocos tipos de arte que se incorpora en las disciplinas académicas hasta la fecha. Además de la formación académica recibida por los pintores en el mismo, pueden utilizar sus habilidades de dibujo inherentes para agregar diseños a mano alzada o antes del amanecer para las pinturas. En general, las pinturas decorativas dentro de la sociedad contemporánea son ilimitadas; incorporan estrategias y diseños del pasado y se adaptan a los nuevos materiales y tendencias, aunque experimentan con nuevos tipos de arte decorativo con la esperanza de utilizar otros similares en el futuro.